Ahualulco de Mercado

Ahualulco de Mercado
 
El nombre de Ahualulco se deriva de la palabra náhuatl “Ayahualulco” que significa: “lugar coronado de agua” o “lugar que rodea el agua”.
 
¿Por qué visitarnos?
 
Ahualulco es un típico pueblo de la zona de los Valles de Jalisco, con impresionantes atractivos naturales, obras arquitectónicas sobresalientes, gente amable y trabajadora, una gastronomía que satisface al paladar más exigente y artesanías que son reconocidas por su calidad. Es un lugar enclavado en el paisaje agavero que ofrece la belleza de sus planicies, la tradición de la industria tequilera y mucho más. Visitarlo es conocer mucho de las costumbres de esta zona y su gente al deambular por sus calles, sentase en su plaza a disfrutar de la sombra del arbolado, caminar por los portales para adquirir variadas mercancías o participar de sus festividades. Tiene entre sus sitios de interés templos antiguos, haciendas de increíble atractivo, áreas naturales para el ecoturismo, espectaculares lugares para la observación de la zona de los valles y sobre todo es un pueblo de raíces arraigadas, donde la cultura local se puede sentir desde que se llega, por lo que visitarlo es una agradable experiencia.
 
No te puedes perder
 
Con tanto qué ver en Ahualulco vale la pena comenzar por el centro del pueblo, en la Plaza de la Constitución, donde  se puede apreciar una muestra de la arquitectura colonial: el Portal Juárez, de gran tradición en el lugar, así como lo es el Portal París, que se yergue con un peculiar estilo arabesco; casi en frente se encuentra la Parroquia de San Francisco de Asís, también conocida como del Señor del Altar Mayor, que además de su notable arquitectura exhibe arte sacro de gran belleza; y hay otras obras religiosas dignas de verse como el Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe, de estilo colonial rústico; tras admirar estas edificaciones se puede seguir hacia la Casa de Cultura, que es la sede del Museo Dr. Leonardo Oliva y tiene una interesante exhibición; ahora se puede continuar rumbo al llamado Puente Grande o Puente Real, que es una construcción colonial de gran valor histórico. Tras visitarlo puede proseguirse hacia la Estación de Ferrocarril, que es todo un viaje en la historia y de ahí, es muy recomendable ir a conocer la Hacienda Chapulimita, a tan sólo 15 kilómetros de la cabecera Municipal; y estando en esos menesteres hay que visitar una hacienda, hoy hotel spa, que es un verdadero placer para la vista: la Hacienda El Carmen, una joya del Siglo XVIII; ahora es tiempo de continuar hacia un atractivo natural llamado Las Pilas, formado por la erosión a través de los siglos y ahora llega el momento de visitar un de los principales atractivos de Ahualulco: Las Piedras Bola, un capricho de la naturaleza que ha creado estas esferas ígneas en un entorno natural privilegiado; habiendo visitado este lugar no queda sino dar un espacio a la diversión en el Parque Acuático Recreativo Los Leones, con albercas, toboganes y todo para pasar un día inolvidable, habiendo así terminado una visita a lo más llamativo del Municipio, sin que por ello se conozca ya todo, pues Ahualulco siempre guarda sorpresas, por lo que es bueno regresar.
 
¿Cómo llegar?
 
La forma de llegar a Ahualulco desde Guadalajara es tomando la carretera a Nogales, desviándose en Tala hacia Teuchitlán, encontrando posteriormente Ahualulco. El municipio cuenta con las carreteras Etzatlán – Ahualulco – Tala y la carretera Ahualulco – Ameca, además de la carretera que comunica los poblados del Carmen, San Ignacio y Ahualulco, y las brechas que comunican a los demás poblados del municipio. Dos empresas de transporte (ATE y Quick), tienen rutas Guadalajara – Tala – Ahualulco – San Marcos y Ahualulco – Ameca; ambas empresas tienen terminales en la cabecera municipal.

Autor: alexis.saul
Fecha de actualización: 02/07/2014 - 11:40:36

Ayudanos a mejorar jalisco.gob.mx

Favor de no proporcionar datos personales