Atengo

Entre la Sierra de Quila y la Sierra Verde, se encuentra este típico pueblo de la provincia jalisciense, lleno de bellos paisajes y verdes horizontes.
 
¿Por qué venir a Atengo?
 
Entre la Sierra de Quila y la Sierra Verde, se encuentra este típico pueblo de la provincia jalisciense, lleno de bellos paisajes y verdes horizontes; pletórico de añejas costumbres que enorgullecen a sus gentes y donde se realizan fervorosas y coloridas fiestas que reflejan la fe de los lugareños.
 
Tiene Atengo significativas muestras de arquitectura religiosa y civil que datan de la Colonia, un bonito centro done se encuentran la basílica y el templo antiguo; amplios y muy alegres portales donde transita la vida cotidiana, que se cruza con los jamelgos que pasan por la calle y cruzan el puente colgante sobre el río; tiene un sabor a sencillez que invade los sentidos; así son sus casas, sus habitantes y sus costumbres; así reciben al viajero y se entregan ofreciendo todos los atractivos del lugar; sus impresionantes zonas de petroglifos, en que la historia cuenta reseñas del pasado, sus localidades vecinas, sus atractivos naturales que son muchos y muy ricos, su historia.
 
Llegar a Atengo es adentrarse en la Zona Sierra e Jalisco y conocer así nuevas tradiciones y diferentes escenarios, que sin duda, dejan un buen recuerdo al partir.
 
No te puedes perder...
 
Todo es digno de verse en Atengo, pero es de especial belleza y obligada visita la Plaza central, un rústica explanada de no muy grandes proporciones, pero sí de una belleza singular, rodeada de pequeños árboles alrededor y otros enormes en el centro, que brindan sombra mientras circundan el kiosco, dando el frente  al Palacio Municipal, una bonita finca Colonial. También de frente queda la Basílica de Nuestra Señora de Atengo, la nueva, que data de los años 50´s, ya que a la vuelta, se encuentra el Templo Antiguo, construido a partir de 1615; ambos dedicados a la Sra. de la Natividad de Atengo, y ambos de muy bella arquitectura colonial; ahí mismo, se encuentra la Presidencia Municipal, también de estilo colonial e igualmente fechada en su construcción en la sexta década dl Siglo XX.
 
Habiendo conocido la Plaza y sus alrededores, se recomienda dirigirse a visitar el Museo Comunitario de Atengo, que guarda gran parte de la historia y la forma de vida de sus antiguos habitantes; igualmente lo hace la Galería de Arte, Historia y Cultura, donde se muestran instrumentos usados por los antepasados de la región, fotos y otras interesantes piezas; más moderna pero igualmente digna e visitarse es la Casa de la Cultura, contemporánea de este siglo y sede de actividades culturales diversas; quizá se puede pasar por el puente colgante que asemeja en miniatura al Golden Gate de Estados Unidos, necesario en épocas de lluvia, cando el río se crece.
 
Ahora es tiempo de conocer, fuera de Atengo, su atractivos naturales, como el Salto de la Yerbabuena, una cascada que es parte de los afluentes que crean el río Atengo, con bellas vistas naturales; otra opción es visitar la Cascada de las Juntas, también un sitio donde vale la pena pasar un bien tiempo en comunión con la naturaleza; la Cascada la Taberna es un atractivo más de la zona y no se queda atrás con su bella flora y variada fauna; ahora se puede hacer un viaje en la historia, hasta llegar a la Zona de petroglifos, 5 kilómetros desde Huasca hasta Soyatlán, donde quedó grabada la huella de los antiguos asentamientos humanos en la zona; tras visitarla, se puede continuar a las Cavernas, donde están la Del Diablo y la de las Garrochas, todas con interesantes contenidos. Más no habrá sido un viaje completo al municipio si no se visitan las Peñas, formaciones ígneas formidables, que ofrecen vistas del valle inolvidables; o tampoco estaría completo el viaje sin ir La Tetilla, un cerro que se cuenta entre los más altos de Jalisco, desde donde se aprecian amplias vistas de Atengo; para cerrar con broche de oro, nada mejor que pasar un día en la Sierra de Quila, excepcional entorno natural, donde los pinos y cedros crecen por doquier; o la Sierra Verde, otra elevada zona que e s ideal para el ciclismo.
 
¿Cómo llegar?
La forma de llegar al municipio es través de la carretera Guadalajara-Colima-Manzanillo, desviándose en Acatlán de Juárez, por la carretera federal No. 80 hacia Cocula, tomando la desviación que va a Tecolotlán y de ahí, siguiendo hacia Atengo, por el camino revestido. Cuenta con caminos rurales y terracería. El municipio cuenta con transportación foránea. El transporte urbano y rural se efectúa en vehículos de alquiler y particulares.

Municipios: 
Zona: 
Autor: alexis.saul
Fecha de actualización: 25/06/2014 - 10:31:37

Ayudanos a mejorar jalisco.gob.mx

Favor de no proporcionar datos personales