Atotonilco el Alto

Atotonilco el Alto traducido a lengua náhuatl "Atl-Tecuilli-ko", significa "Lugar de Agua Caliente" o "Lugar de Aguas Termales".
 
Por qué visitarnos?
 
Desde que se escucha el nombre de este bello sitio de los Altos de Jalisco, todo nos refiere a la imagen de las más arraigadas tradiciones del Estado: su tequila, sus bellas mujeres, sus paisajes y la rica gastronomía. Y es que todo está en Atotonilco, en sus calles de típico trazado, sus plaza central que invita al reposo, a olvidar las prisas; sus tequileras, donde se produce la bebida nacional en gran cantidad y reconocida calidad. Por su naturaleza, rica en verdor y belleza, se le conoció como el “vergel de Jalisco”, aunque hoy en día es más conocido como “la Puerta de los Altos”. Atotonilco El Alto, como es su nombre completo, es un sitio para conocer y disfrutar; para extasiarse en sus atardeceres que filtran los rayos del sol a través del kiosco de la plaza y los hacen parecer circular a través de sus callejuelas. Es un lugar para enamorarse de sus costumbres, de su sabor a provincia, a gesta cristera, a nacionalismo y fe. Tiene entre sus edificios excelentes muestras de arquitectura religiosa y civil y mucho qué ver. Atotonilco fue uno de los sitios donde se vivió más la Guerra Cristera, y de hecho existe en el Municipio una asociación llamada Amigos Cristeros, que conmemoran a los mártires el movimiento. Es un lugar lleno de historia, de atractivos que llevan de un asombro a otro, siempre dejando una sonrisa en el rostro del viajero.
 
No te puedes perder
 
La visita a Atotonilco el Grande debe comenzar por el corazón del pueblo, en la Plaza Principal, donde su kiosco chinesco y sus verdes jardineras son un escenario que evoca la cálida tranquilidad de la provincia jalisciense; es un lugar rodeado por edificios como el Palacio Municipal, a donde se deben dirigir los pasos del visitante tras conocer la plaza, ya que ahí, en esa sobria construcción se puede observar un mural con la historia local; de ahí habrá que ir hacia la Parroquia de San Miguel Arcángel, la catedral de Atotonilco, con su estilo que se mece entre lo gótico y lo renacentista. Tras visitar este magnífico templo, se puede seguir, ahora a la Capilla del Calvario, diseñada por el afamado arquitecto italiano Adamo Boari y de ahí continuar hacia una construcción mucho más moderna, el Centro Cultural Regional "Dr. Juan José Espinoza,  de excelente factura y estilo.
 
Como una visita especial, ya estando en el centro se recomienda pasar al Mercado Municipal Miguel Hidalgo, construcción que data de los años 30´s en la que por su variedad de mercancías resulta un atractivo; de ahí, se puede continuar ahora hacia el Templo de San Felipe de Jesús, donde el Via Crucis de semana santa cita a un gran número de visitantes para de ahí viajar en la historia al llegar a la Estación de Ferrocarril, interesante y antigua. Ya para casi terminar y para cumplir con una tradición, vale la pena pasar a conocer la gran variedad de Fábricas de Tequila, para adentrarse en el mundo de la fabricación del tequila y degustar algún producto ahí producido y si se trata de diversión, se puede cerrar la visita a la”Puerta de los Altos” pasando un día de convivencia familiar en el Parque Acuático Taretán, con sus aguas termales que le dieron nombre a Atotonilco (Atl- Tecuilli-ko, lugar de manantiales). Así, se puede considerar que se ha hecho una visita completa al Municipio, aunque seguramente, todos sus atractivos invitarán a volver y siempre se encontrará algo nuevo.
 
¿Cómo llegar?
 
La forma de llegar a Atotonilco el Alto desde Guadalajara es tomando la carretera Federal No 80 D a Lagos de Moreno, desviándose en Zapotlanejo por la Carretera Federal 90 hasta Atotonilco, a 99 km. de Guadalajara.

Municipios: 
Zona: 
Autor: mauricio.carrera
Fecha de actualización: 01/07/2014 - 13:37:29

Ayudanos a mejorar jalisco.gob.mx

Favor de no proporcionar datos personales