Ayotlán

Es un pueblo y municipio de la Zona Altos del estado de Jalisco.
 
¿Por qué visitarnos?
 
Desde que se llega por la carretera llama la atención este pueblito alteño, con sus caseríos y su plaza tan tradicional que parece una postal de antaño. Visitarlo es una experiencia por sus construcciones religiosas y civiles, de bella factura, pero quizá lo primero que se notará es la calidez de su gente, la belleza de sus mujeres, la gallardía de sus hombres. Es un lugar que deja ver su esencia y sus tradiciones diáfanamente. Ya estando ahí hay que recorrer o sólo el pueblo sino sus alrededores, donde sus bosques y espacio naturales en general ofrecen escenarios muy atractivos. También hay que probar su gastronomía, que deja un buen sabor de boca y conocer sus tradiciones, sus fiestas y costumbres, como las serenatas, las peregrinaciones y muchas más, de gran colorido. En Ayotlán hay que probar el tequila, ya que se encuentra inmerso en una zona agavera que incluye Atotonilco y Arandas, por lo que hay desde pequeñas destilerías hasta grandes fábricas a sus alrededores. Hay que ir y llegar con las ganas de empaparse de provincia y así disfrutar a plenitud este lugar jalisciense.
 
No te puedes perder
 
Desde que se llega, hay que ver la Plaza Centenario, con sus arcadas a los lados y su kiosco al centro, de un estilo tradicional; ahí enfrente está el Palacio Municipal, sobre los arcos que son parte de la escenografía que rodea la plaza; se puede continuar la visita yendo a la Parroquia de Nuestra Señora de la Soledad, que es el centro religioso del municipio; ahora se puede seguirá a la Parroquia de San Agustín, de un estilo mudéjar diferente; y otro templo que no se debe omitir en la vista es el Santuario de Guadalupe, que aunque fuera del centro es de gran importancia para los ayotlenses y sus vecinos; ahora se puede seguir hacia las afueras, donde hay sitios naturales de gran interés, como el Cerrito de San Diego, un lugar religiosamente importante para los locales y los camioneros que transitan por las rutas cercanas; y para divertirse sobran lugares, como La Ladrillera, una zona natural para pasar días de campo inolvidables, en plena naturaleza; también es una buena opción la Ciénega de Tlaxcala, un parque municipal con un nacimiento de agua que tiene todo para pasar un día de convivencia en familia; o qué tal visitar algún balneario como el Balneario El Paraíso, con sus aguas termales o el Balneario Santa Rita, con albercas, toboganes y todos los servicios, para así cerrar un viaje que se querrá repetir.
 
¿Cómo llegar?
 
La forma de llegar a Ayotlán desde Guadalajara es tomando la carretera Federal No 80 D desviándose en Zapotlanejo por la carretera federal No. 90 rumbo a La Piedad, Michoacán. Ayotlán está a 84 kilómetros de Zapotlanejo.

Municipios: 
Zona: 
Autor: mauricio.carrera
Fecha de actualización: 01/07/2014 - 13:40:23

Ayudanos a mejorar jalisco.gob.mx

Favor de no proporcionar datos personales