El Arenal

¿Por qué visitarnos?
 
Este bello pueblo y municipio de Jalisco tiene como no de sus principales atractivos la belleza de la planicie agavera, que toca sus tierra siendo Patrimonio de la Humanidad declarado por la UNESCO; el paisaje azul de agaves y la gran cantidad de fábricas de tequila nos hace sentir de inmediato la esencia local y nos invita a probar un buen tequila, conocer cómo se cultiva y se fabrica y gozar de la amabilidad de la gente, que recibe al viajero con os brazos abiertos. Hay que ver también sus edificios, tanto religiosos como civiles, que ofrecen muestras de arquitectura muy atractivas; esto se logra paseando por las calles, que irremediablemente son cortadas por el paso del tren que lo atraviesa, hasta llegar al centro, con su estilo típico de la provincia, tranquilo pero que se vuelve una verbena en las fiestas patronales o simplemente los domingos. Hay que venir a El Arenal y disfrutar de su gastronomía en sus muchos y muy buenos restaurantes, recorrer sus alrededores, platicar con los lugareños, transportarse a otro estilo de vida que cautiva y que nos enseña sitios como cerros, haciendas y mucho más.
 
No te puedes perder
 
Hay que llegar a El Arenal y recorrer su centro, la plaza con su fuente y su kiosco que enfrente tiene la Parroquia de Nuestra Señora del Rosario, que con sus arquitectura resulta una visita inolvidable; de ahí se puede salir para admirar el Paisaje Agavero, nombrado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y que resulta ser parte de la escenografía natural del municipio; recorriéndolo encontrará el viajero haciendas tequileras como la Ex Hacienda y Destilería La Calavera, con su vieja tahoma para moler el agave; la Ex Hacienda de El Careño, que fue de las primeras en usar el cocimiento a vapor; Santa Quitería, otra vieja hacienda de producción primitiva de tequila que comparte su nombre con la Zona Arqueológica Santa Quitería, asentamiento que fue parte de la tradición Teuchitlán (los Guachimontones). De ahí se pude continuar para visitar otras haciendas como la Ex Hacienda la Providencia, que aunque ya no está en operación, muestra todo el instrumental con el que destilaba el tequila; otra opción es La Parreña, que también criaba ganado; una más es La Fortuna, o se puede ir a La Primavera, que es sede local de la Expo Ganadera. No muy lejos se encuentra la Destilería El Cascahuin, que aún se encuentra en operación; o la Ex Hacienda de Huasca, actualmente habitada y de muy bella arquitectura. Ya andando en las afueras, es recomendable visitar la Presa de Huasca, con todas sus actividades y el Cerro del Tepehuaje, de donde se logran bellas vistas de la región. Así no sólo se habrá conocido El Arenal, sino mucho de la historia del tequila y su producción rustica, la que le dio el sabor que hoy ostenta a nivel mundial.
 
¿Cómo llegar?
 
La forma de llegar desde Guadalajara es tomando la Carretera Federal No. 15 D Guadalajara – Nogales a 35 kilómetros.

Municipios: 
Autor: alexis.saul
Fecha de actualización: 02/07/2014 - 12:09:58

Ayudanos a mejorar jalisco.gob.mx

Favor de no proporcionar datos personales