La Huerta (Costa Alegre)

Déjate enamorar por sus atardeceres, viviendo una total serenidad… En las cálidas y desiertas playas de esta zona apartada del bullicio.
 
¿Por qué venir a La Huerta?
 
Los amaneceres son plácidos y de una calidez maravillosa; los días soleados, con una temperatura media privilegiada y cuando el sol se pone, el cielo se pinta de rojos y amarillos matices que lo despiden reflejándose en el mar; en el pueblo, las últimas luces se filtran por entre los árboles y las palmeras, dibujando líneas amorfas, pero de gran belleza, en los suelos y sobre las fachadas; en las techumbres y en las enramadas.
 
Así se puede describir rápidamente a La Huerta, conocida por sus encantadores atardeceres, cálidas playas desiertas y por estar apartada del bullicio urbano, lo que le da a su poblado y a quien lo visita total serenidad. Pero también, la Huerta tiene atractivos ecológicos, turísticos, arquitectónicos y mucho más, pudiendo satisfacer a casi todos los presupuestos.
 
Y es que en el municipio, se puede disfrutar de las playas acampando simplemente, pero también para el turismo premium, cuenta con notables y lujosos Hoteles de categoría especial que, asentados en sus playas, hacen a sus huéspedes sentirse como en el paraíso.
 
96 kilómetros que conjuntan más de una decena de playas vírgenes con distintas texturas de arena, un oleaje variado y espectaculares paisajes, hacen de La Huerta un municipio privilegiado en el Estado, donde el turismo es bien recibido, con la amabilidad característica de la gente local.
 
Las islas que se encuentran frente a sus playas, han sido decretadas como Área Natural Protegida y en ellas se procura la conservación del ecosistema en general y de sus especies de flora y fauna en lo particular. Todo eso es La Huerta: Paisajes naturales para realizar actividades de montaña y deportes marítimos, arqueología en su interesante zona de Petroglifos, balnearios, aguas termales, y un sin fin de diversiones para cualquier gusto.
 
No te puedes perder...
 
El camino a La Huerta es el principio de todo lo que el municipio ofrece para conocer, ya que desde ahí se pueden ver a lo lejos sus playas y la magnífica vegetación de que está dotada; más llegando al pueblo, es interesante caminar por su Plaza principal, de característicos tonos verde y blanco, lo que le da una imagen limpia y agradable. En la placita se encuentra un kiosco de líneas sencillas, icónico de la provincia mexicana, donde los fines de semana suele haber música; está rodeado por tres hileras de arcos y en el centro también se encuentra el busto dedicado al “padre de la patria”, Miguel Hidalgo y Costilla.
 
Para entender más de las raíces de La Huerta, no puede dejarse de visitar el Templo Parroquial, o lo que queda de él, ya que un terremoto lo destruyó parcialmente, pero es un testigo de la historia del pueblo desde el siglo pasado; ahora, saliendo del pueblo y recorriendo 8 kilómetros, una buena idea es nutrir la cultura conociendo la Zona Arqueológica El Altilte, una muestra de petroglifos únicos en su tipo que datan del año 900 de nuestra era.
 
Ahora habrá que trasladarse hacia las bellísimas playas que bañan la costa de este municipio jalisciense; puede decirse que son 10 las que lo forman y entre ellas hay algunas que destacan y que no pueden dejar de visitarse, para extasiarse con su entorno, con todos los atractivos naturales que tienen para ofrecer; habrá que comenzar viajando hacia la Bahía de Chamela, 10 kilómetros de playas de ensueño como El Negrito, Felicillas, Las Rosadas y Chamela, que es la principal, con un conjunto de pequeñas islas donde se puede bucear o disfrutar de ricos platillos del mar; seguramente un día no habrá sido suficiente para conocer esta bahía de escenarios indescriptibles, así que habrá que quedarse, para que, al otro día, continuar hacia el sur, a un lugar donde la fuerza de los acantilados hace que el mar grite su furia al golpearlos y nos haga pensar en su magnificencia y poder; es un espectáculo capaz de asombrar a cualquiera, se ha llegado a El Tecuán, un palco de honor para admirar la obra magnánima que son los atardeceres en la costa de Jalisco; es ahí donde se encuentra la playa Los Ángeles Locos de Tenacatita, con su singular estero; se ha llegado a la Bahía de Tenacatita, donde el encuentro con otra playa, Boca de Iguanas, hace que se regrese al oleaje tranquilo e invitante.
 
Ahora el visitante ha visto lo más representativo de la zona de playas de La Huerta, el sabor que queda es que debe haber aún más rincones por descubrir, y el turista puede estar seguro de que así es, por lo que tendrá que regresar, algo que no parece mala idea y que sin duda enriquecerá su conocimiento del municipio y el disfrute de sus bondades.

Municipios: 
Zona: 
Autor: alexis.saul
Fecha de actualización: 24/06/2014 - 11:25:27

Ayudanos a mejorar jalisco.gob.mx

Favor de no proporcionar datos personales