San Julián

Es un municipio y población del estado de Jalisco, México. Se localiza al noreste de Jalisco, en la Región Altos Sur.
¿Por qué visitarnos?
 
Bien vale la pena visitar san Julián, no sólo porque es un auténtico pueblo de la zona alteña que invita a conocerlo y a quedar sorprendido con sus atractivos, sino porque en cada uno de ellos siempre se puede descubrir algo más; cada edificio, cada lugar en los alrededores, cada monumento y templo tienen mucha historia que nos cuentan en sus muros. San Julián es fácil de recorrer, con sus calles paralelas y su traza impecable, es un sitio donde se puede caminar alrededor de la plaza para encontrarse con su gente amable y franca, trabajadora y cordial. Es la cuna de la Guerra Cristera, lo que le da un lugar especial en la historia y en él se admira la reconocida belleza de sus mujeres, que como en todos los Altos, salta a la vista, además de ser un sitio que guarda muchas tradiciones jaliscienses. Desde su plaza resulta atractivo, sus árboles presentan un arreglo muy peculiar y rodeando el kiosco, sirven de marco a la Parroquia, de una sola torre, que le da a su centro una personalidad única. Se siente desde la llegada ese calor de pueblo amistoso y agradable, donde se siente el visitante a gusto y motivado a conocer más de sus costumbres, su gastronomía que es muy rica y caminar por sus calles para ver sus edificios antiguos, herencia de su fundación que data de 1846. Para gozarlo al máximo hay que visitar sus balnearios y haciendas, que se ubican muy cerca del centro y ofrecen diversión e interesantes vivencias. También en las afueras hay que conocer el cañón de Jalpa, las presas como la de San Isidro y el Cerro del Tolimán, con sus monumento a Cristo Rey; en fin que con todo, San Julián resulta tentador para quien gusta de conocer los pueblos típicos de Jalisco.
 
No te puedes perder
 
Puede comenzarse a recorrer este municipio desde la entrada, donde se encuentra la Fuente de La Hermandad, que da la bienvenida a los viajeros; volviendo un poco más al poniente se encuentra situado el Monumento a Paz, homenaje a los Cristeros que lucharon por la libertad de expresión religiosa, construido en el Parque de los Cristeros entre los años 2009 y 2011, para de ahí dirigirse hacia el centro y llegar a la Plaza Principal Lino y Pablo Padilla, que es el corazón del pueblo y un lugar sumamente agradable: justo enfrente se encuentra un bonito edificio de fachada blanca, la Presidencia Municipal, que tiene en sus  interior varias obras de arte de gran belleza y de diversas épocas referentes a san Julián y su historia, a un costado se encuentra también la Casa de la Cultura “Lic. José de Jesús Hernández Gutierrez”, propiedad del mismo Lic. José de Jesús Hernández, destacado jurista y maestro de la UNAM, originario de esta población, quien a su muerte dono este inmueble para la práctica de actividades artísticas y culturales, inaugurada el 15 de septiembre de 1999. A su vez, el edifico tiene frente a sí a los Portales Iturbide, 15 arcos que son por donde transita la vida diaria del pueblo y por donde caminar resulta un paseo grato y de remembranzas, quizá por su estilo antiguo; a unos pasos de este portal, se encuentra ubicado un lugar de interés, “Museo Regional Cristero”, sitio en el que se exhiben objetos representativos de la “Revolución Cristera” legado de nuestros antepasados. Coronando la explanada en su lado oriental, se levanta la Parroquia de San José Obrero, el santo patrono del pueblo, una construcción neoclásica del Siglo XIX que resulta imponente con su torre única de cuatro cuerpos y su cúpula que es la imagen del pueblo, construida en 1898 a 1909, obra dirigida por el Sr. Cura Narciso Elizondo, 39 metros de altura. Al norte del templo, está el Curato Parroquial, una elegante construcción con arquerías internas que se mantiene casi integro desde su construcción; a unas cuadras de este sitio se encuentra la Ermita de San Julio Álvarez, que es muy visitada por la gran devoción que se le tiene en la región a este mártir cristero; más al sureste, se encuentra el Cementerio El Refugio, que vale la pena visitar por su historia y para admirar su antigua fachada, que es la original desde el antiguo camposanto.
 
Ya en las afueras el visitante se puede dirigir hacia el Cerro de Tolimán, donde se encuentra el Cristo Rey, a la Presa San Isidro, donde es posible pescar y pasar un buen día de campo o al Balneario Santo Cristo, para disfrutar del agua que brota de entre las piedras, habiendo así disfrutado de los más esencial de este municipio con tanto qué ofrecer.
 
¿Cómo llegar?
 
La forma de llegar a San Julián desde Guadalajara es muy sencilla, tomando la carretera Federal No 80 D que pasa por Zapotlanejo y Tepatitlán, continuando hasta Valle de Guadalupe para cinco kilómetros más adelante desviarse hacia Sn Miguel El Alto y 17 kilómetros después encontrar San Julián; en autobús se puede llegar por diversas líneas de autobuses foráneos como Futura o Rojos de Los Altos.

Municipios: 
Zona: 
Autor: mauricio.carrera
Fecha de actualización: 20/08/2014 - 13:17:12

Ayudanos a mejorar jalisco.gob.mx

Favor de no proporcionar datos personales