Tala

Tala
 
Tala es un municipio de la Región Valles del estado de Jalisco, México.
 
¿Por qué visitarnos?
 
Al visitar Tala se logra hacer contacto con la naturaleza, inundada de verdes paisajes y hermosos cañaverales que distinguen al municipio por su actividad económica. Y es que su ingenio azucarero es el segundo más importante de México. Tala es un pueblo que atesora su pasado prehispánico, ya que el municipio cuenta con un museo de primer nivel, donde se exhiben verdaderas joyas históricas, sin dejar atrás sus costumbres y tradiciones. La arquitectura que distingue y da vida a este municipio son sus bellas haciendas e iglesias que datan de los siglos XVI al XIX, místicos lugares donde nacen sensaciones que se recuerdan por siempre, pues crean una sensación de tranquilidad y un viaje en el tiempo. Hay que ir a Tala por su gastronomía, sus bellas mujeres, su encanto, pero también por sus fiestas, en las que se engalana con la mejor música de banda de la región. Tala invita a vivir sus tradiciones, donde los festejos religiosos son un verdadero atractivo, ya que desde épocas remotas miles de personas se unen para dar vida a las fiestas patronales, que siguen conservando sus costumbres primitivas. En Tala lo primero que se percibe es la hospitalidad, ya que su gente es amable y servicial, brinda una estancia de lo más agradable y placentera y cualquiera que la visite se va con un buen sabor de boca.
 
No te puedes perder
 
Mucho  hay qué ver en Tala y se puede comenzar visitando la Plaza México, que es la plaza principal del pueblo, con su encanto tradicional y tranquilo atractivo. Frente a ella se encuentra el Palacio Municipal, de blanca y peculiar fachada, un edificio simbólico del lugar; también a un lado se encuentra la Parroquia, a la que acuden los habitantes con gran fervor, vale la pena visitarla y luego conocer el Templo de san Francisco de Asís, con sus dos torres que destacan en el horizonte; muy ceca se encuentra la Casa de Cultura, en donde está un atractivo fundamental del municipio: el Museo Arqueológico El Tlallán, con una acervo muy interesante y excelentes instalaciones; ahora se puede seguir a un sitio diferente, el Panteón Municipal, con tumbas verdaderamente históricas; otro tipo de atractivo será ir a los Talleres de obsidiana, donde tiene lugar una de las artesanías más importantes de Tala, reconocida nacionalmente; luego hay que ir a las afueras para ver el Ingenio Azucarero, sobre la carretera, que seguramente se habrá notado al llegar ya que es el segundo más grande del país. Ahora se puede dar lugar a una serie de visitas que tienen mucho qué ver con la historia; las haciendas, de entre las cuales se puede ver primero la Hacienda de Cuisillos, con su magnífico templo; de ahí se puede ir al Casco de Hacienda El Refugio, un sitio de gran belleza y continuar visitando la Hacienda San Isidro Mazatepec. Ahora, se puede continuar trasladándose a la Hacienda El Ramireño, de la época porfiriana, y luego a la Hacienda San Juan de los Arcos.
 
Ya estando fuera de Tala, se pude disfrutar de la Presa Del Hurtado y de la Presa Agua Prieta, donde es posible descansar, pescar y acampar; y ya cerca de la naturaleza, se puede aprovechar para ir a la Barranca de Arroyo Hondo, donde la vegetación es exuberante; y qué mejor que ir a conocer Bosque la Primavera, un pulmón principal de algunos municipios jaliscienses, donde se pueden realizar múltiples actividades; y continuar conociendo ahora el Río Salado, que comienza en el Colli y termina en una bella caída de agua; ahora se puede tomar rumbo hacia la diversión en cualquiera de los balnearios de Tala, como las Aguas Termales de San Isidro, que permiten el uso terapéutico; el Balneario El Refugio, ubicado en la localidad del mismo nombre; el Balneario El Rincón, también con aguas termales; el Balneario Las Tinajitas, en la ribera del Río Salado; el Balneario Los Arrayanes, también por el Río Salado; otra opción es el Balneario Los Volcanes de San Miguel, semi – termal; o también el Balneario Río Escondido; uno preferido desde hace muchos años es el Balneario San Isidro Mazatepec, o también se puede ir al Balneario Los Chorritos, cerca de la carretera; y ahora habrá que ir al más famoso: Los Chorros de Tala, con todo para la diversión familiar. Así se habrá recorrido gran parte de tala y sus atractivos y seguramente se querrá regresar una y más veces. 
 
¿Cómo llegar?
 
Tala se encuentra tan solo a 35 Km. de Guadalajara. Se llega siguiendo la carretera federal No. 90 Ameca-Guadalajara. Para tomarla se sale de la capital por la carretera a Tepic, desviándose antes de tomar la autopista 15-D.

Municipios: 
Autor: alexis.saul
Fecha de actualización: 03/07/2014 - 11:11:59

Ayudanos a mejorar jalisco.gob.mx

Favor de no proporcionar datos personales