Tolimán

Al pié de la Sierra de Manantlán, un área protegida por su valor ecológico, hay un pueblo que destaca por sus campos de agave y zonas arqueológicas.
 
¿Por qué visitarnos?
 
Al pié de la Sierra de Manantlán, un área protegida por su valor ecológico, hay un pueblo que destaca por las torres de su templo, que se dirigen al cielo como alzando la mano para hacerse presentes, y vaya que lo logran pues hacen voltear hacia Tolimán, un lugar al que se debe ir para conocer todos los atractivos que ofrece; para involucrarse en la forma de ser de su gente, sencilla, noble y amistosa; por sus campos de agave y zonas arqueológicas; por sus cerros y sus ríos. Llegar a Tolimán y sentir su aire provinciano y alegre es una experiencia que se debe sentir; hay que visitar sus templos y probar sus deliciosos dulces caseros; se debe conocer su artesanía y vivir alguna de sus fiestas religiosas y profanas, que son un ejemplo de cómo guarda sus tradiciones ancestrales, las hereda a sus nuevas generaciones y las contagia a los visitantes que se sorprenden con ellas. Tolimán tiene mucho para ir a visitar, no sólo en la cabecera municipal, sino en varias de sus localidades y, por supuesto, en las zonas naturales que lo rodean; hay grutas y arroyos, río subterráneos, pero sobre todo, hay un ambiente cálido y amable que hace que el visitante se sienta bien en verdad; que le quede un dejo de nostalgia al partir y que siempre regrese.
 
No te puedes perder
 
El sitio estratégico para comenzar un recorrido por Tolimán es su Plaza Principal, explanada majestuosamente arbolada que tiene a sus alrededores el palacio Municipal, la Parroquia y la Biblioteca y en su centro un típico kiosco; por ello la siguiente parada debe ser el Templo de la Asunción, con su hermoso altar de estilo gótico; y de ahí hay que ir a conocer más de la historia regional en el Museo Arqueológico Nabor Rosales Araiza, que tiene una exposición permanente en la finca que años atrás sirvió de cárcel; y para variar, se recomienda de ahí una visita a la Fábrica de Mezcal, una experiencia muy especial, pues en ella se pueden apreciar muchas técnicas rudimentarias en cuanto a la producción de esta bebida, lo que la hace una interesante visita; para ahora salir hacia el sur del pueblo y llegar a conocer el Río Armería, donde se localizan las localidades de Pueblo Viejo y Teutlán; y aprovechando la cercanía, es recomendable pasar de una vez a conocer el Templo de San Francisco, en Teutlán y también la Zona Arqueológica en la misma localidad, donde se encuentran varias “tumbas de tiro”; ahora hay que tomar rumbo al oriente de Tolimán, para llegar al Cerro del Petacal, con sus bellas cañadas; y siguiendo con lo natural, se puede ir a las Grutas El Resumidero que son toda una aventura, pero a las que se recomienda ir con un guía local; y para cerrar con broche de oro, no se puede omitir una visita a la Sierra de Manatlán, con toda su belleza e importancia ecológica; habiendo conocido ya los mejores atractivos de Tolimán, se puede partir, aunque hay que regresar con la conciencia de que siempre se puede salir algo más en el trayecto.
 
¿Cómo llegar?
 
La forma de llegar a Tolimán partiendo de Guadalajara, es a través de la carretera No. 54 D a Colima-Manzanillo, desviándose en Acatlán de Juárez, por la carretera estatal No. 401 hasta Sayula, tomando ahí la carretera estatal No. 432 hasta Tolimán. El municipio cuenta con transportación foránea. El transporte urbano y rural se efectúa en vehículos de alquiler y particulares.

Municipios: 
Zona: 
Autor: alexis.saul
Fecha de actualización: 26/06/2014 - 15:43:46

Ayudanos a mejorar jalisco.gob.mx

Favor de no proporcionar datos personales