Tonalá (Zona Metropolitana de Guadalajara)

Sorprende a tus sentidos con la magia de las artesanías de este pueblo… Cuna alfarera por tradición en Jalisco.
 
¿Por qué venir a Tonalá?
 
Este  antiguo municipio de Jalisco, es uno de los más importantes, ya que forma parte  de la zona Metropolitana de la capital del Estado, además de que, desde que se  llega a él, se siente el calor de su gente y su sabor provinciano. Al  recorrerlo se puede vivir su historia y conocer los atractivos turísticos y  culturales con los que cuenta; es una tierra mágica de gran belleza natural,  que envuelve fácilmente al viajero. Es tradicional cuando se visita, ir a sus  aguas termales, emanadas de los múltiples yacimientos enclavados en la barranca  por donde pasa, y aumenta en gran medida su caudal, el Río Santiago.
 
Otra  característica del lugar es, sin duda, el enorme talento con el que los  artesanos tonaltecas realizan los trabajos que los han llevado a obtener una  posición relevante como grandes maestros de la artesanía popular mexicana,  título que ha dado como resultado que piezas  realizadas con un material tan simple como el barro, sean consideradas verdaderas  obras de arte.
 
Tonalá  tiene entre su escenografía urbana, arquitectura religiosa de notable belleza, clara  muestra del acogimiento que los naturales dieron a una nueva cultura, que a  través de los monjes Agustinos y Franciscanos, dieron una identidad católica a  esta región.
 
Los  mercados y tianguis de artesanías, su centro típico y las increíbles  manifestaciones artesanales que brotan de una calle a otra, de donde surgen  maravillas en barro, putter, vidrio, ónix y otros materiales, son un llamado a  los viajeros y a los habitantes de la vecina Guadalajara, de donde llegan  cientos de viajeros los fines de semana para obtener increíbles ornatos y pasar  un día soleado en familia, comiendo en alguno de sus restaurantes y recordando  que Tonalá es una tierra de artesanos, orgullosamente jalisciense.
 
No te puedes perder...
 
Tonalá es un municipio que  se puede recorrer de un lado a otro y siempre se encontrará un atractivo más  que sorprenderá al turista; tanto en su zona urbana como  en los alrededores, tratándose de bellezas  naturales o del arte creado por el hombre; siendo lo que llama la atención un  edificio o una artesanía, un brote de agua o algún templo de bella factoría, no  deja de ofrecer a quien la visita una serie de llamativos sitios de interés.
 
Caminando por sus calles o  curioseando por sus tiendas, hay que darse el tiempo para visitar  la Plaza Chihualpilli,  que es la Plaza principal, donde se reúnen los tonaltecas tras las labores  diarias, el corazón del pueblo. Ahí mismo hay que vivir la cotidianeidad de la  ciudad, ya que es un bello escenario costumbrista. Muy cerca se encuentra el Palacio Municipal, dentro del cual hay obras de arte  de pintores locales y una importante exposición de artesanías; caminando un  poco se llega a la Parroquia de Santiago Apóstol,  un bellísimo templo barroco que es de los más relevantes en Jalisco, por su  arquitectura y arte sacro; a su lado, se puede apreciar el Ex convento de los Agustinos; otra manifestación de la  arquitectura religiosa es la Capilla del Calvario,  donde se dice que se ofició la primera misa católica en el territorio de la  Nueva Galicia; junto al Palacio Municipal se  encuentra otra relevante obra arquitectónica, el Santuario  del Sagrado Corazón, en donde su retablo principal es digno de admirarse  con detenimiento; también se deben visitar, y están tan solo a unas cuadras, la  Casa del Artesano, dedicada desde luego a estos  hombres y su talento, y desde luego, el Museo Nacional de Cerámica, sobre la  calle Constitución, donde se exhiben colecciones de cerámica y otras artesanías  de gran belleza; un recinto muy singular, es el Museo  Tonallan de arqueología y cultura popular, verdaderamente una visita  interesante; el Arco Botarel, por su importancia  histórica sobre todo, es un sitio que se debe conocer en Tonalá.
 
Fuera de la ciudad propiamente  dicha, hay otros atractivos, la mayoría de tipo natural, que invitan a ampliar  el conocimiento del suelo tonalteca, como es el Cerro  de la Reina, desde donde se ve la ciudad de Guadalajara;  hay juegos y otros servicios que lo hacen una inolvidable visita; a sus faldas,  está la Piedra Encantada, que guarda una de las  leyendas más populares de la localidad; a 3 kilómetros del Rancho de la Cruz,  está una zona ecológica de singular atractivo, Las  Siete Cascadas, donde la vegetación es exuberante; tomando la carretera  que va a Colimilla, se encuentran Las Pilitas,  un singular nacimiento de aguas termales para disfrutar de un reconfortante y  saludable baño.
 
También ya afuera de la  ciudad pero más cercano a ella está el Puente Grande,  un puente de piedra sobre la carretera a Zapotlanejo,  con una larga historia.
 
Tonalá es algo más que  artesanías, aunque es esta actividad la que le ha dado fama a la segunda  capital del territorio neo gallego, por lo que no se puede visitarla sin pensar  en disfrutar de ambas opciones, comprar algo del arte local y llevarse también  sin costo mucho de todo lo bonito que ofrece este municipio admirable.

Municipios: 
Zona: 
Autor: alexis.saul
Fecha de actualización: 23/06/2014 - 14:56:39

Ayudanos a mejorar jalisco.gob.mx

Favor de no proporcionar datos personales