Villa Hidalgo

¿Por qué visitarnos?
 
Es Villa Hidalgo una tierra de armonía y trabajo, donde el carisma de la gente y su carácter servicial se conjugan para brindar a los visitantes una experiencia inigualable durante su estancia. Dada su tradición como núcleo textil, cuenta con 7 centros comerciales y más 2,000 tiendas en las cuales se puede encontrar la moda más actual a los mejores precios. Los amantes de la cocina encuentran además en Villa Hidalgo una gran variedad de platillos para degustar, que van desde los más delicados sabores hasta los más típicos. Hay establecimientos donde se ofrecen pescados y mariscos, comida china, la tradicional Birria de Chivo tatemada, hay fondas de comida corrida y loncherías. Es decir, como todo Villa Hidalgo la oferta en cuanto a alimentos es variada. Como todo en este pueblo alteño, donde resalta la belleza de sus mujeres y sus tradiciones arraigadas, la variedad es mucha, por lo que es bueno tomarse un tiempo para recorrerlo y disfrutarlo. Para quien prefiere convivir con la naturaleza o vivir emociones fuertes, hay actividades como paseo en moto acuática y paseo en lancha, además de bellos parajes para el ecoturismo. Hay añejas haciendas con tirolesas y cabalgatas y el centro histórico está lleno de edificaciones religiosas y civiles de gran belleza, por lo que hay que apresurar el paso y llegar a este municipio que tanto tiene.
 
No te puedes perder
 
Sin duda conocer Villa Hidalgo es una experiencia que se debe iniciar en la Plaza de Armas, de una belleza rústica y provinciana que atrae de inmediato; junto a ella resalta a primera vista el Parián, también llamado Portal Guerrero, recientemente remodelado, una serie de arcos que forman un pasillo donde se encuentran diversas mercaderías; tras de él, se distinguen majestuosas las torres de la Parroquia de la Santísima Trinidad, sede religiosa del municipio y una bella construcción que antes tenía una sola torre. Algo más que ver en la ciudad es el Lienzo Charro, que hace honor a esta tradición alteña; de ahí el turista puede partir hacia la entrada y conocer el Puente de la virgen, antigua edificación de piedra de una belleza rústica muy especial. Ya en las afueras, no hay que dejar de pasar por la Presa Juiquinaqui, con su restaurante y sus tours 4 X 4; también en las afueras se encuentra el Templo de Nuestra Señora del Refugio, en el Ejido de Santa Teresa y para el ecoturismo nada como visitar la Ex Hacienda La labor, donde se conjugan todas las actividades en un entorno 100% natural. Desde luego, no se puede salir de Villa Hidalgo sin haber pasado por sus Centros Comerciales, donde se encuentra ropa de la mejor calidad y última moda, en esta que es tierra de la Industria Textil; así no sólo se habrá conocido un pueblo jalisciense de gran atractivo sino también se podrá haber puesto al día el guardarropa y quedará el recuerdo y las ganas de volver.  
 
¿Cómo llegar?
 
La forma de llegar de Guadalajara A Villa Hidalgo, es tomando la carretera Federal No. 80, pasando por los municipios de Zapotlanejo y Tepatitlán. 5 kilómetros adelante del municipio de Jalostotitlán se toma la carretera estatal No. 71 rumbo a Villa Hidalgo, que queda a 66 kilómetros.

Municipios: 
Zona: 
Autor: alexis.saul
Fecha de actualización: 01/08/2014 - 12:52:29

Ayudanos a mejorar jalisco.gob.mx

Favor de no proporcionar datos personales